Bryan Ferry: "¿Mi secreto? La alegría de vivir"

17/07/2018

 

El ex líder de Roxy Music parece imitar a su idolatrado Bob Dylan y se embarca en una gira interminable "como reconciliación por el tiempo perdido" que recala este martes en el Festival de la guitarra de Córdoba.

 

Como su adorado Bob Dylan, Bryan Ferry (Durhan, 1945) parece embarcado en una gira interminable que, cada verano, lo trae de vuelta a España. Hoy actúa en el Festival de la Guitarra de Córdoba y el sábado lo hará en el Festival Cap-Roig de Calella de Palafrugell. "Hace unos años empecé a salir de gira de manera intensiva. Tengo una banda genial y es estupendo tener tantas canciones en tantos discos", reflexiona por teléfono antes de pisar España. "En realidad, nunca hice demasiados tours en épocas anteriores de mi vida. Incluso hubo unos años, entre finales de los 80 y principios de los 90, que paré totalmente. Así que esto es una especie de reconciliación por el tiempo perdido".

 

El ex líder de Roxy Music, a punto de cumplir 73 años, se siente joven de nuevo. "Me gusta mucho la carretera: viajar por diferentes ciudades, conocer culturas distintas. Además, tocamos en lugares muy dispares: un día en un hermoso teatro junto a una orquesta y, a los dos días, en un festival de rock al aire libre. Por ejemplo, el año pasado estuvimos sobre todo en Norteamérica y éste nos estamos centrando en Europa. Hicimos una gira británica y me siento muy afortunado de comprobar que hay gente que lleva acompañándome durante mucho tiempo".

 

En ese recorrido sin descanso por diversos lugares, Ferry ha sacado algunas conclusiones: "Creo que el sector demográfico de mi público es muy amplio, no es un grupo de una edad determinada. A veces veo a ancianos como yo [risas] y otras veces veo a críos de 20 años que acaban de descubrir mi música. Un público muy interesante y que hace que yo siga manteniendo el interés por esto".

 

El cantante británico, que acaba de componer la banda sonora de una serie alemana (Babylon Berlin) dice no tener ningún secreto para mantenerse en pie y en activo. "Tal vez sea la alegría de vivir", se ríe. "Antiguamente, uno hacía un disco y lo promocionaba. Así que siempre estaba vendiendo un álbum nuevo. Ahora es diferente: no tengo esa presión por hacer discos nuevos. Aunque, por supuesto, tengo mi estudio en Londres y siempre estoy trabajando en algo. Pero ya no estoy metido en esa maquinaria promocional. Es una sensación muy agradable que tal vez otros músicos de mi generación hayan experimentado también. Por ejemplo, Bob Dylan, que tiene un cancionero abrumador y que puede hacer lo que le dé la gana cada noche".

 

Su repertorio tampoco está mal, desde el glam de la Roxy al soul blanco de sus discos en solitario. "Las canciones que canto en directo siguen estando frescas para mí, y eso que algunas las hemos hecho muchísimas veces", apunta. "Tal vez haya una energía en ellas que haga que funcionen más allá de una simple moda de un año. Algo más profundo, espero. Ésa es otra de las claves para que todavía no esté cansado de esta vida".

 

Tampoco le cansan las preguntas por Roxy Music, a pesar de que el grupo parece más que finiquitado. Pero la abundancia de canciones de su primer disco en su setlist indica que Ferry no se olvida de sus comienzos:"Qué voy a decir. Fue una época maravillosa: el primer disco, no sólo para mí, sino para todos los que estábamos en el grupo; las primeras canciones que compuse, por aquel entonces; y la combinación increíble de personas y de talento en aquella banda: Brian Eno, Phil Manzanera, Andy Mackay y Paul Thompson. Imagínate lo afortunado que fui de que todos ellos formasen parte de mi primer grupo".

 

"Era una época genial", asegura ahora, "para hacer lo que hacíamos. Algo que sentíamos como único y diferente: el uso de los sintetizadores, el oboe de Andy... Un montón de cosas inusuales que explorábamos sin vergüenza. Unos años mágicos, sí".

 

"El año pasado hicimos una caja con una edición especial de aquel primer disco de Roxy Music, con fotografías, y al recuperarlas sólo me vinieron buenos recuerdos", confiesa luego.

 

Lo cual sirve para reflexionar sobre su relación con el arte de hacer y escuchar sonidos. "La música siempre ha sido una pasión en mi vida, desde que era pequeño y escuchaba rock, blues, jazz... Esa pasión se ha mantenido, pero en los últimos 20 años he empezado a escuchar cada vez más música clásica que no me interesaba tanto cuando era joven". Entre sus nuevas predilecciones, hay un poco de todo:"Me encanta Richard Strauss y sus ciclos de lieder, que me parecen canciones muy poéticas. También cuartetos de cuerda. Y, por supuesto, las grandes cantantes femeninas, como Maria Callas".

Please reload

Please reload

Quién Está Detrás del Blog
Páginas Recomendadas
1/2
Síguenos
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • YouTube básica Negro

Prensa Positiva © 2015

Compartiendo las buenas noticias

Otro proyecto de

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter limpio gris
  • YouTube limpia gris